Old School Diner
Bodas: Cómo decorar la piscina

Hay veces en el lugar de celebración de la boda, si es al aire libre, tiene una piscina cerca de los jardines donde se va a celebrar el banquete. Si ese es tu caso, asume la piscina como parte de la decoración general de la boda, sólo así conseguirás darle una armonía global al entorno y conseguir el cuquismo que estás buscando.

Hoy os traigo algunas ideas de decoración para la piscina, un poco para todos los gustos y situaciones, ya que no es lo mismo pensar en decoración para una boda de tarde que de mañana. Si es por la noche, la decoración con luces blancas es un must, pero si es de día, piensa en tonos que peguen con el azul clarito… Si no te atreves con algo muy fuerte, apuesta por tonos pastel, no te equivocarás )

Los barquitos de papel en la piscina quedan super graciosos, peroooo, piensa el tamaño de la piscina en sí. Como sea muy grande, tienes que convencer a media familia para que te ayuden a hacer barcos. Además, escoger papel fuerte para evitar que se deshagan después de unas horas en contacto con el agua.

Estas bolitas son muy fáciles de hacer, aunque requieren paciencia. Un día pondré un tutorial, pero de momento os cuento un poco: Una bola de corcho que se puede comprar en tiendas de manualidades, flores de plástico de los chinos (ojodato, que se compren en modo low cost no significa que se tenga que ir a lo cutre. Si las flores que encontráis baratas os parecen una paletada, es mejor no decorar la piscina en la boda para evitar el impacto). Pincháis cada flor en la bolita de corcho blanco y poco a poco vais llenando toda la superficie.

No hace falta hacerlas tan grandes, si las hacéis más pequeñas pero más quedarán genial también. Otra manera que he visto para forrar el corcho blanco es con papeles de magdalenas, pero no sé la resistencia de estos al agua… Todo sería probar antes con una bola en la bañera de casa. )

Estas luces blancas son chulísimas, lo malo es que cuestan en torno a los 100 euros por bola. Así que si te gustan, reza para que el lugar donde celebras la boda las tenga y las incluya de serie… Si te animas a comprarlas, las puedes encontrar en tiendas para piscinas en la sección de iluminación o en el Leroy Merlin, que me suena haberlas visto. Un consejo, yo tiraría a lo minimalista y no metería una explosión de color sin más, es mejor centrarte en un tono nada más o una gama de colores para las luces… No queremos que la gente piense que la piscina tiene bolas de discoteca.

Letras en el agua con mensaje… O simplemente con los nombres de los novios. La parte buena es que quedan genial, la mala es que desde el suelo no se ven bien. Estas están hechas con planchas de espuma, no sale muy caro y es una idea guay para darle un toque mucho más personal a la piscina de la boda.

Si la idea de las bolas de luz os gusta pero no queréis gastar una pasta en ellas, otra opción es llenar la piscina de globos. Éstos no tienen luz, pero si la boda es de día, adornarán la piscina perfectamente. Aunque hay que reconocer que tienen bastante menos glamour que la opción bolas.

Las flores en la piscina o los pétalos, dan un toque genial y no hay que invertir mucho dinero para ello. Podéis dejarlos flotar sin más o crear figuras como vemos en la foto.

Y por último las velas, un clásico entre los clásicos que nunca pasa de moda. Dan un toque romanticón y acogedor donde las pongas, pero eso sí, recomiendo, al ser velas encendidas en un espacio al aire libre con campo. Que las velas se coloquen en lugares donde, aunque se vuelquen, no puedan preparar un pequeño fuego.

Como consejo final para las bodas con piscina, y siguiendo mi línea madre-preocupada-por-la-seguridad, os recomiendo elegir entre los asistentes a la boda alguien de confianza que mantenga alejados a los demás de la piscina, un par de copas de más y las ganas de hacer la gracia pueden jugar malas pasadas y dar buenos sustos.

 Fuente: Me Muero de Amor

NEWSLETTER

contacto

TRA NOI